Instituto MedicAljarafe. Tlf: 955715063 / 603661142

¿Vivir sin FUMAR?

Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que puede tomar en beneficio de su salud y de aquellos que le rodean.

¿POR QUÉ TENGO QUE DEJAR DE FUMAR?

El tabaquismo se cobra la vida de una persona cada pocos segundos. Más de 40 componentes del humo del tabaco son cancerígenos.

El tabaquismo perjudica su salud del siguiente modo:

  • El riesgo de padecer cáncer de pulmón es 22 veces mayor en los fumadores. Cuantos más años se lleve fumando, más se multiplicará el riesgo de padecer otros tipos de cáncer (laringe, órganos digestivos y aparato urinario)
  • Predispone a la bronquitis crónica, al enfisema y a la EPOC. La bronquitis crónica es la enfermedad más común que sufren los fumadores en época invernal y se caracteriza “por la tos y la expectoración que persiste durante tres meses por dos años consecutivos.
  • Incrementa el riesgo de padecer cardiopatías. El tabaco acelera la frecuencia cardiaca, eleva la presión arterial y aumenta el riesgo de hipertensión y de obstrucción de las arterias, lo que puede provocar ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Predispone a la úlcera péptica. Las úlceras responden peor al tratamiento y tienden a repetirse más a menudo.
  • Produce problemas de infertilidad y complicaciones durante el embarazo y el parto. Aumenta el riesgo de bajo peso en el recién nacido. Incrementa el aborto espontáneo y la muerte prenatal significativamente.
  • Deteriora la dentadura, facilita la aparición de osteoporosis y provoca un envejecimiento prematuro de la piel, volviéndola seca y áspera.
BENEFICIOS DEL ABANDONO DEL TABACO A CORTO Y A LARGO PLAZO
  • 20 minutos después del último cigarrillo mejora la circulación periférica, la presión arterial y la frecuencia cardíaca. La temperatura de manos y pies sube hasta normalizarse.
  • Pasadas 8 horas disminuyen los niveles de nicotina en sangre y los niveles de monóxido de carbono (CO) y oxígeno en sangre se normalizan.
  • Después de 24 horas el riesgo de muerte súbita disminuye. Toda nicotina se elimina y mejoran el olfato, el gusto y el aspecto de la piel.
  • Pasadas 48 horas se normaliza el CO, disminuye la mucosidad bronquial y el riesgo de infarto.
  • A las 72 horas se relaja la musculatura bronquial, mejorando la función respiratoria.
  • Después de 1-3 meses , disminuye la tos y se percibe un aumento de la capacidad física y respiratoria y mejora la circulación.
  • Entre los 1-9 meses , rebrotan los cilios, mejorando la capacidad de eliminar el moco y drenaje bronquial, disminuyendo el riesgo de infecciones.
  • Después de 1 año se reduce el riesgo de infarto al 50%.
  • A partir de los 5 años la tasa media de muerte por cáncer de pulmón disminuye de 137 por 100.000 personas a 72 por 100.000.
  • A los 10-15 años el riesgo de padecer cáncer de pulmón se iguala al de los no fumadores y el riesgo de accidente cerebrovascular es igual al de quién nunca lo sufrió.